Cultura Viaje a las estrellas…

“El estudio del universo es un viaje para autodescubrirnos”

Carl Sagan

 

Los mayas pensaban en el Universo de manera distinta a como nosotros lo hacemos actualmente. Para ellos, la religión, la cultura, las tradiciones y el conocimiento del cielo diurno y nocturno eran parte de una misma visión. Pero además, al igual que muchas otras culturas antiguas, tenían una rica y variada mitología sobre dioses, la creación de la humanidad, el origen de la Tierra y el cosmos. La gran virtud de los mayas con respecto a la astronomía fue que, además de observar, registraron y recopilaron datos, elaboraron tablas y calcularon patrones de objetos celestes en movimiento, algo que se acerca mucho a la actividad científica de hoy en día.

 

 

Los mayas sabían con gran precisión los ciclos de la Luna, la posición del Sol y las estaciones. El planeta Venus era de gran importancia para ellos y lo conocían bajo los nombres de Xux Ek o Estrella Avispa, Nok Ek o la Gran Estrella y Sastal Ek o la Estrella Brillante. Venus estaba asociada a Kukulcan y su representación coincidía con las posiciones más importantes del Planeta: conjunción inferior, estrella de la mañana, conjunción superior y estrella de la tarde.

 

Las edificaciones mayas también estaban relacionadas con eventos astronómicos, alineadas con observaciones de objetos celestes y servían como calendarios.

 

Hoy en día, lugares como el Planetario Sayab realizan la labor de reconocer todo ese conocimiento antiguo y divulgar la ciencia y la tecnología que en los últimos siglos nos ha permitido reconocer nuestro lugar en el Universo. Sayab significa para los mayas “vena inagotable de agua”; para todo el equipo que colabora en el Planetario Sayab representa “un espacio donde el flujo de la cultura y el conocimiento científico también se vuelve inagotable y queremos compartirlo con todos nuestros visitantes.”

 

Inaugurado hace poco más de un mes en Playa del Carmen, el Planetario Sayab cuenta con un domo digital de última tecnología y capacidad para 95 personas donde ofrecen 3 proyecciones diarias durante la semana, y 4 los fines de semana, de videos y producciones para todas las edades. Además, proyectan el cielo nocturno en tiempo real y platican con el público sobre las estrellas, constelaciones, planetas y objetos astronómicos visibles en cualquier fecha.

 

Tienen además un observatorio astronómico y dos telescopios principales para observar el Sol, la Luna, grupos y cúmulos de estrellas, nebulosas y otros objetos celestes.

 

También realizan talleres para niños y adultos, reciben grupos escolares y particulares, dan visitas guiadas y lugares de libre acceso.

 

Finalmente, el corazón arquitectónico del Planetario Sayab retoma en su diseño y museografía la visión maya: en el vestíbulo principal está representada la “ceiba madre” que emerge desde el inframundo (las profundidades de los cenotes) y se eleva con sus ramas hasta el nivel celeste. La columna que soporta los telescopios del Observatorio Sayab es precisamente la que se encuentra en centro de este vestíbulo.

 

Si quieres conocer su programación y actividades puedes consultar en:

http://www.planetariodeplayadelcarmen.org

Facebook:    Planetariodeplayadelcarmen

 

Anuncios

Salud y bienestar Frutos secos Propiedades y beneficios en la salud

Los frutos secos son uno de los alimentos más completos, energéticos y ricos en minerales y nutrientes como la vitamina A, la E, vitaminas del grupo B, ácidos grasos Omega-3, además de minerales como el zinc, calcio, fósforo, magnesio, cobre, hierro, entre otros. Son altos en contenido de fibra, oligoelementos y antioxidantes, y poseen una composición única que los pone en uno de los niveles más altos en la alimentación saludable y preventiva de enfermedades cardiovasculares y aquellas relacionadas con el deterioro de la edad.

 

Se conoce como fruto seco aquel fruto que en su composición natural (sin manipulación humana), contiene menos de un 50% de agua. Estos frutos  están rodeados por lo general de una cáscara dura, como la almendra, nuez de la india, avellanas, cacahuates, las castañas, la nuez, piñones, pistachos, pepitas de calabaza, semillas de ajonjolí, etc.

 

Dada la gran concentración de nutrientes, su contenido en fibra y proteínas vegetales, los frutos secos son aliados de una buena salud cardiovascular, pues sus grasas saludables así como su alto contenido en potasio, protege nuestros vasos sanguíneos, ayuda a reducir la presión arterial y disminuye el colesterol malo mientras aumenta el colesterol bueno en sangre. Además tienen gran cantidad de antioxidantes y potentes neutralizadores de los radicales libres más allá de su vitamina E que protege a las células ante la oxidación y el envejecimiento.

Por otro lado, poseen nutrientes importantes para deportistas, porque sus minerales ayudan al funcionamiento neuromuscular a la vez que ofrecen calorías derivadas de buenos nutrientes.

 

Beneficios

Almendras: este fruto es uno de los más ricos en fibra, comer 3 o 4 almendras al día favorece el tránsito intestinal y provee cantidades abundantes de calcio, siendo un alimento ideal para las personas que no toman leche o productos lácteos.
Tiene poderosos efectos antioxidantes que se acentúan cuando se consume su piel. Destacan en magnesio, (1/4 de taza aporta el 25% de la necesidad diaria) mineral que además de cooperar con el calcio para la salud de los huesos, reduce la irritabilidad, los bochornos y los sudores nocturnos, y en manganeso (1/4 taza contiene el 45% de la necesidad diaria) que protege el sistema circulatorio del estrés oxidativo y colesterol malo. Además, previenen la osteoporosis, y son ideales para el buen crecimiento de los niños, las embarazadas, las mujeres lactantes, deportistas, veganos, vegetarianos, etc.

 

Pistachos: poseen un alto valor nutritivo por su elevado contenido en vitaminas, entre la que destaca la vitamina A, con niveles muy superiores a los de otros frutos secos. Es una excelente fuente de energía, proteínas y aceites vegetales de gran calidad, además de ser ricos en tiamina, vitaminas B, B6, cobre, manganeso, potasio, fibra, fósforo, magnesio, etc. Previenen y ayudan en padecimientos del corazón, ya que son ricos en grasas polinsaturadas (sanas), las cuales ayudan al cuerpo a absorber las vitaminas A, D, E y K. Contienen gran cantidad de fotoesteroles y ácido oléico, que contribuyen a disminuir la absorción del colesterol y a mantener sus niveles normales. Además de reducir o prevenir el endurecimiento de las arterias, y protegerlas para evitar enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.

 

Nueces: se considera uno de los alimentos obligatorios en las dietas vegetarianas, ya que aportan mucho más proteínas que la carne, siendo más beneficiosa para el organismo porque no poseen las grasas nocivas de la carne ni su dificultad digestiva. Contiene gran cantidad de ácidos grasos omega-3, es un alimento ideal para personas que padecen artritis, que tienen problemas de piel y para prevenir ciertos tipos de cáncer. Las nueces contienen sustancias que impiden el aglutinamiento de la sangre, lo que beneficia al corazón, como ácido linoleico y alfa-linoleico, ácidos grasos Omega 3 y 6. Además de todo esto, es uno de los alimentos más beneficiosas para el cerebro y el sistema nervioso pues tiene un potente efecto sedante que ayuda a relajar, ideal por la noche o cuando hay estrés intelectual.

 

Las avellanas, entre los frutos secos, son las que contienen más materias grasas. Tienen calcio, fósforo, magnesio, potasio, azufre, cloro, hierro, cobre, vitaminas A y B. Muy nutritivas y energéticas, son las más digestibles. Son vermífugas, hecho muy importante en una dieta para niños. Indicadas durante el embarazo y el crecimiento, a los deportivos y a los diabéticos.

 

Los piñones, poseen manganeso y hierro, que benefician a las personas anémicas. Se utilizaban tradicionalmente en las afecciones pulmonares. Recientes estudios están indagando sobre su posible prevención del cáncer de pulmones.

 

La castaña tiene una composición similar a la del trigo. Rica en proteínas y sales minerales (calcio y magnesio), oligoelementos sobre todo (zinc, cobre, azufre, hierro, manganeso). Contiene además vitaminas del grupo B, C (la misma cantidad del limón). Muy nutritiva y calórica, es especialmente indicada para las personas débiles, gráciles, inapetentes y convalecientes, pero también para aquellos que hacen mucha actividad intelectual o deportiva. Energética y remineralizante, es antianémica y antihemorrágica.